La Jornada San Luis
Google

Miércoles 11 de Junio del 2014

Ha sido renuente a entregar documentación que se le ha solicitado, señala

El abogado del arzobispado es un mentiroso, manifiesta la PGJE

 

Samuel Estrada

El procurador del estado, Miguel Ángel García Covarrubias, acusó al abogado del arzobispado de San Luis Potosí, Armando Martínez Gómez, de ser un mentiroso y de estar obstaculizando reiteradamente la entrega de documentación que la autoridad le ha solicitado a la institución religiosa. Asimismo, expuso que en breve hará la solicitud para que vayan a declarar los arzobispos de la entidad por el presunto encubrimiento en el caso del ex sacerdote Eduardo Córdova Bautista.
El fiscal estatal puntualizó que “debo decir que a la fecha la PGJE se encuentra integrando los expedientes en forma muy avanzada; para tal fin se tomó la denuncia de una víctima, cuyo nombre omitimos, pero se encuentra asesorada por Martín Faz, quien ha estado al pendiente de las diligencias que se han ido desahogando”.
Explicó que hay una segunda averiguación que se aperturó con un documento que presentó el arzobispado potosino, la cual no es, en ningún sentido, una denuncia, ya que no tiene el nombre del denunciado ni de la víctima ni tampoco narra los hechos; por esa razón se tuvo que citar en dos ocasiones al representante de la Iglesia.
Dijo además que Martínez Gómez ha sido renuente a entregar la documentación que se le ha solicitado, por lo que, a partir de ahora, se ha determinado exigir esto a través de su superior, quien se encuentra en la ciudad de México, “y si hay que hacerlo hasta Roma, así se hará”, advirtió.
García Covarrubias puntualizó que también se va a citar a los arzobispos para ser sometidos a interrogatorio, ya que los datos proporcionados por el abogado implican que supieron de estos casos y no lo denunciaron, además de que hasta la fecha no han entregado datos al respecto, por lo que esto implicaría un encubrimiento.
Hizo hincapié en que la autoridad investigadora es la Procuraduría General de Justicia del Estado y no la Iglesia, ya que simplemente se trata de un ente moral particular, pero de ninguna manera es una autoridad civil reconocida, por lo que se le solicitará toda la información requerida a cuanta persona esté involucrada “que quieran o no comparecer ante el Ministerio Público, como lo ha dicho el abogado, cuya postura lamento”.
Arremetió contra Martínez Gómez al indicar que, lejos de abonar al encausamiento del asunto por las vías legales, se ha dedicado a decir mentiras, a confundir a la sociedad y de llevar a la Iglesia a una especie de callejón sin salida en el que tendrá que justificar el no haber denunciado, la resistencia a entregar las constancias con que cuente, ya que, según refieren, ya enjuiciaron al inculpado según sus procedimientos internos.
Subrayó que todo lo anterior implica que hay responsabilidad por parte de la Iglesia, toda vez que si enjuiciaron a Córdova Bautista, e incluso lo declararon culpable, lo primero que debieron haber hecho fue denunciarlo ante el Ministerio Público, y no lo hicieron, esto con independencia de la sanción interna a la que se hiciera acreedor.
Enfatizó que Armando Martínez se la ha pasado manteniendo el tema en los medios informativos: “pero sólo dice lo que le interesa, dice mentiras, sesgando y distorsionando los hechos y cerrándose a lo que quiere que no se sepa, como es el hecho de que no se denunció y que hay renuencia a entregar las pruebas, que han sido antagónicos e inexplicablemente no han querido aportar los datos incriminatorios con los que cuentan”.
Finalmente, de manera personal, el procurador del estado consignó que “en este asunto llegaré hasta las últimas consecuencias, caiga quién caiga y teniendo que interrogar o jalar ante la ley a quién sea, sin importar su función; todo esto en estricto cumplimiento con la ley”.

Otro caso de pederastia clerical

Por otro lado, García Covarrubias, cuestionado acerca de un nuevo caso de pederastia clerical, comentó que está en proceso de integración y son hechos ocurridos por el párroco de la iglesia de Santa Rita de Lima, en Soledad de Graciano Sánchez, por lo que se une al caso del presbítero de la cabecera municipal de la misma localidad, al de la comunidad de Ojo Caliente y al de Córdova Bautista.